WikiLeaks: EE.UU dice que la Casa Rosada no se preocupa por la corrupción


La embajada de Estados Unidos expresó su preocupación por la corrupción en la Argentina, según consigna una nueva tanda de cables diplomáticos que se filtraron a través del sitio WikiLeaks, y que fueron publicados ayer por el diario español El País.
La corrupción es generalizada en la justicia y la policía, y alcanza a la política, denuncia un informe enviado a Alberto Gonzáles, entonces Fiscal General norteamericano, poco antes de su viaje a Buenos Aires, a inicios de 2009.
En su edición online, el diario madrileño sostuvo que la embajada de Estados Unidos emitió más de 100 despachos oficiales para alertar sobre la falta de voluntad política para combatir la corrupción.
Por ejemplo, los cables filtrados se refieren a la renuncia del fiscal Anticorrupción Manuel Garrido, en marzo de 2009, quien alegó la imposibilidad de cumplir con su trabajo, limitado por restricciones normativas, añadió el periódico.
Esa dimisión, afirma El País , fue recibida con desagrado por la delegación diplomática de EE.UU. ya que habían seguido las investigaciones de Garrido sobre el incremento patrimonial del matrimonio Kirchner y de funcionarios del entorno presidencial. Los recientes movimientos del gobierno argentino socavan la independencia y la eficacia de los organismos con jurisdicción sobre casos de corrupción, señaló la Embajada en uno de los 100 cables enviados a EE.UU. durante varios años.
Los funcionarios estadounidenses cuestionaron además la Oficina Anticorrupción: Apenas se ha ocupado de las acusaciones contra la administración Kirchner.
La de la embajada estadounidense no fue la primera advertencia a Washington sobre la corrupción K. El 1 de diciembre ya se había filtrado un cable de la delegación de Estados Unidos en Madrid en el que el gobierno español también expresaba su preocupación por la corrupción oficial.
A su vez, los cables conocidos ayer señalan que el ex Defensor del Pueblo Eduardo Mondino le manifestó al entonces embajador Anthony Wayne que investigaba denuncias sobre la sistemática comisión del 15 por ciento cargada por el gobierno argentino a todos los contratos privados con un tercer país.
Lo que Mondino trataba de determinar era si se trataba de soborno o de malversación, y si el dinero obtenido fue depositado en un banco de Estados Unidos.
Otro cable implicó al ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, en un caso de presunto cohecho, ya que el consejero delegado de una empresa alemana se quejó ante el funcionario de que uno de los ayudantes del ministro le había pedido dinero.
También hay un informe que señala la captación política de los jueces con causas importantes a su cargo.
Con la revelación de cables confidenciales sobre la Argentina desde noviembre pasado, Wikileaks generó un gran escándalo político, y aún generan un dolor de cabeza al gobierno. El último cable, dado a conocer el viernes, señalaba que Carlos Reutemann admitió ser muy pesimista sobre el futuro del país. Pero antes, los cables revelaron que Hillary Clinton pidió un informe sobre la salud mental de la Presidenta, así como que Estados Unidos dio por sentado que Chávez financió la campaña K en 2007. También se conocieron cuestionamientos contra Aníbal Fernández.

fuente:http://www.cronista.com/contenidos/2011/02/09/noticia_0070.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s