El kernel linux no es 100% libre


¿Es nuestro sistema operativo realmente libre, o seguimos dependiendo de software privativo? Las herraminetas y aplicaciones con licencia GPL disponibles en la actualidad nos permite tener un escritorio totalmente funcional 100% libre. Siempre suele haber alternativas libres a, por ejemplo, determinados códecs de audio y video, e incluso a flash, aunque actualmente con perdida de rendimiento y compatibilidad, pero es posible.

Independientemente de la configuración y aplicaciones que tengamos en nuestra distribución favorita, el kernel o núcleo de esta prácticamente es siempre el mismo (pueden variar implementaciones, parches, etc.). Pero la pregunta es, al igual que nuestro escritorio, ¿Es este libre también? Por desgracia la respuesta es NO. Ciertamente el kernel linux se libera bajo una licencia GPL v2, y todos podemos disponer del código fuente para modificarlo y adaptarlo, pero dentro de su código fuente lleva incluido lo que se denomina “blobs” o segmentos incrustados de los que no podemos ver su código fuente. Podriamos decir que se trata básicamente de drivers para distinto hardware que no han sido liberados por sus fabricantes, y que el equipo que mantiene el kernel lo incluye para ampliar su funcionalidad en más equipos. Sacrifican libertan por funcionalidad, cosa que algunos no ven moral ni adecuado, como es el caso de la FSF.

¿Es posible entonces mantener un sistema GNU/Linux realmente 100% libre? La respuesta es SI. Existe un proyecto paralelo al kernel de linux, denominado “Linux-Libre”, que se encarga de, en cada nuevo lanzamiento del kernel, realizar una limpieza de estos blobs privativos para poder posteriormente compilar una versión de este totalmente libre.

Existen varias distribuciones que implementan de serie este kernel libre, como por ejemplo Trisquel o gNewSense basadas en Ubuntu, o Ututo basada en Gentoo. También existen proyectos paralelos que permiten instalarlo en distribuciones que no lo llevan de serie, y por supuesto y con conocimiento, es posible instalarlo en cualquier distribución que queramos.

La elección al final es nuestra; un sistema sin compatibilidad con algunos dispositivos hardware específicos pero 100% Libre, o un sistema con una amplia compatibilidad pero con drivers privativos. Como en muchos casos al final esta decisión radicará en nuestras necesidades personales y profesionales, y mientras no se liberen todas las especificaciones del hardware que compramos, deberemos algún día plantearnos esta cuestión.

fuente:http://www.somoslibres.org/modules.php?name=News&file=article&sid=3926

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s