Firefox 4 está en la pista de despegue


La economía de Internet suena a veces tan extravagante como deben haber parecido las primeras monedas, unos 5000 años atrás. Imagínese las caras de estupor de quienes estaban habituados al trueque de bienes concretos cuando veían que alguien se deshacía de un par de gordos y saludables cerdos a cambio de unas insípidas piezas de metal. Es verdad, al principio las monedas valían tanto como el material con que estaban hechas. Oro, digamos. Así que tenían también un valor concreto. ¡Pero no se podían comer!

En aquellos tiempos la transición del trueque al dinero debe haber espantado a muchos. Peor todavía. En algún momento llegarían las monedas que representaban sumas mayores que su valor intrínseco. Y, colmo de colmos, ¡dinero en papel!

Muchos años atrás, cuando este suplemento era prácticamente el único que publicaba notas sobre Linux en la región, fuimos a comer con un amigo aquí a la vuelta del diario. El primer tema que sacó fue el del software libre, y rápidamente alcanzó una auténtica y sincera indignación. No entendía, y de cierta forma tampoco quería entender, que algo de mucho valor se regalara.

Le conté sobre las antiguas economías del don, de la que el software libre era, por entonces, en mi opinión, una versión moderna, pero esto lo enfureció todavía más. Al final, y como suele ocurrir, vaticinó que todo aquello era una gran tontería que pronto se estrellaría contra las infranqueables murallas del capitalismo tradicional, para terminar siendo una nota al pie en los manuales de historia de la computación.

La historia del patito feo

Casi quince años después su augurio no sólo no se ha cumplido, sino que mi propia interpretación de entonces me parece ingenua. Internet alteró la economía de una forma tan fundamental que ya no puede decirse que el software libre sea sólo una nueva versión de las economías del don. Se ha convertido en un factor de poder. Y eso es, precisamente, porque es libre, no simplemente gratis.

Aquel Linux, que fue calificado de comunismo por Steve Ballmer en 2000, hoy está en los servidores de DreamWorks y en las bolsas de valores de Nueva York y Londres. El sistema operativo que Google está impulsando para notebooks se basa en Linux, y sus empleados pueden optar por usar Goobuntu, un Ubuntu modificado por la empresa. Ah, y Android también es una variante de Linux. Este sistema está también en Amazon.com, mientras que gigantes como Intel e IBM le vienen dando apoyo desde hace años, en gran medida para contrarrestar la hegemonía que llegó a tener y que en muchos aspectos todavía posee Microsoft.

El 87,8% de las supercomputadoras del Top500 ( http://www.top500.org ) usan Linux.

Súmele a eso el 60% de los servidores de Internet.

Espere un segundo… ¡el supercolisionador de hadrones también usa Linux!

De dinosaurios y candidatos

Así que el software libre es mucho más que algo que se regala. Es una nueva forma de capitalizar el conocimiento y el trabajo. Raro como cambiar un comestible por un pedazo de papel (o por una transacción electrónica todavía más intangible), las nuevas reglas de juego -darles voz a los que jamás la tuvieron y acercar a profesionales en el nivel planetario a costos muy bajos- han obligado a muchas industrias a replantearse el negocio. No se trata de Linux nada más. El servidor Web Apache, las suites de oficina OpenOffice y LibreOffice … y el navegador Firefox, todos han conquistado mercados en los que sólo parecía posible hacerse un lugar invirtiendo cientos de millones de dólares y masivas campañas de publicidad y marketing.

Pero el mundo ya no funciona así. Ni siquiera para los candidatos a presidente.

¿Se acuerda cuando Barack Obama incluyó a Facebook y Twitter en su campaña y produjo un shock en la política? Bueno, vaya coincidencia, el póster más conocido del actual presidente de los Estados Unidos, llamado Hope, fue creado por Shepard Fairey, el mismo que diseñó la versión más conocida, la del tiranosaurio rojo, de la mascota Mozilla, ícono de Mozilla.org. La historia de esta mascota es larga y sus reencarnaciones, numerosas, pero es uno de los logos mejor conocidos del software libre. Tanto como el zorro de fuego que está en su producto insignia, el Firefox.

Hace unos días, anticipaba en mi blog Freeware de lanacion.com que el nuevo y muy esperado candidato para el lanzamiento (Release Candidate o RC) del Firefox versión 4 estaba a punto de salir. Eso ocurrió unos días después y esta nueva versión ya se puede obtener en http://www.mozilla.com/es-ES/firefox/RC/

La lista de nuevas características es bastante extensa. Las más destacadas son:

* La nueva apariencia (las pestañas quedan arriba de todo) y dejan la interfaz más despejada

* La posibilidad de organizar las pestañas en grupos

* La función para sincronizar las páginas abiertas, la configuración, los marcadores y el historial entre diversos dispositivos, posiblemente una de las noticias más importantes, en términos de practicidad

El soporte para WebGL (imágenes 3D en la Web), HTML5 y WebM (video en HD en la Web) más la aceleración por hardware son menos visibles, de entrada, pero no menos fundamentales para mantener Firefox al día y mejorar su desempeño.

En cuanto a lo que más nos importa; es decir que haya recuperado la agilidad que nunca debió perder, la buena noticia es que sí, es más ágil que antes, incluso con un equipo veterano. Lo probé, por ejemplo, en un Pentium 4 a 2,8 GHz y 1,5 GB de RAM (el más viejo que tengo todavía compatible con Firefox) , y fue notablemente más rápido para arrancar, cambiar de pestañas y cargar páginas (en ese orden) que la versión inmediata anterior, la 3.6.15.

No tengo números, primero, porque creo que los benchmarks no dicen mucho; segundo, porque siempre que sale un nuevo browser lo publicitan como el más rápido de la historia de la Tierra y otros planetas habitados de la galaxia. A mi juicio, la única medición que cuenta es la percepción del usuario.

Como Firefox es mi navegador predeterminado, había pasado mucho tiempo con las versiones 3.5 y 3.6, y era obvio que estaban perdiendo la carrera frente a Chrome. No en cuanto a consumo de memoria, donde ambos navegadores parecían pelearse por ver quién devoraba más RAM, sino en la agilidad para pasar de una pestaña a la otra, abrir sitios y deslizarse dentro de una misma página.

Mis primeras experiencias con el Firefox 4 RC en el día a día me indican que los muchachos de la Fundación Mozilla (y los muchos voluntarios que colaboran con este pequeño equipo alrededor del mundo) se pusieron las pilas con el tema de la velocidad y el consumo de memoria. Bajó la cantidad de RAM que usa y noté menos fugas. Tengo la impresión de que anda un poco mejor en Windows 7 que en XP, pero Mozilla no me confirmó que estuviese optimizado de alguna forma para este sistema. Para el caso, también tuve una buena experiencia en Linux.

Lo que sí me confirmaron por e-mail es que tienen el martes que viene (22/3) como fecha para el lanzamiento de la versión final; es decir, cuando el RC se convierta oficialmente en la nueva versión de Firefox. Por cierto, si surge algún error inaceptable (lo que llaman blockers, bloqueadores), quizás aparezca un RC2, un segundo candidato para lanzamiento, y habrá que esperar un poco más.

Sin embargo, y luego de casi dos semanas de castigarlo con decenas de pestañas y largas jornadas de trabajo incesante, les puedo decir que el Firefox 4 ya está listo para que lo bajen y lo usen. Si quieren tener la versión anterior y la nueva (aunque no funcionando) a la vez en la misma PC, basta con cambiar la ruta predeterminada del Firefox 4 en el momento de la instalación, por ejemplo, agregando un 4 al final del nombre; típicamente, en Windows 7, C:\Programas Files\Mozilla Firefox4\ en lugar de C:\Programas Files\Mozilla Firefox\

fuente:http://www.lanacion.com.ar/1358202-firefox-4-esta-en-la-pista-de-despegue

Articulo creado por: Ariel Torres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s