Facebook y el Hardware Libre


Mark Zuckerberg

La idea del software libre está plenamente instalada y con una presencia notable en el planeta informático. Está basada en cuatro libertades: la de usar el programa, adaptarlo a las propias necesidades, distribuirlo e introducir mejoras que deben revertir a la comunidad. Para ello es imprescindible que el código fuente del programa sea abierto y no propietario. Históricamente, se ha querido trasladar esta misma idea al mundo del hardware, pero ha resultado más confuso y no ha tenido la misma implantación. Facebook ha dado un gran paso en este terreno.

La semana pasada publicó todos los requerimientos y especificaciones técnicas de lo que debe ser su centro de datos y sistema de servidores. Y la información está disponible a cualquiera que quiera reproducir la misma arquitectura para levantar su propio centro de datos. Facebook ha estado trabajando dos años en el proyecto y ha publicado todos los detalles dentro de lo que llama Open Compute Project. Facebook asegura que su propuesta permite consumir un 38% menos de energía. Intel, AMD, HP y Dell serán algunas de las compañías implicadas en la construcción del mismo en Oregón.

Jesús González Barahona, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos y pionero español en la divulgación del software libre, considera que la propuesta de Facebook tiene una dimensión inédita. “No se trata de fabricar un componente, sino un sistema completo, desde el mecanismo de refrigeración a la toma de energía. Con ello Facebook, a diferencia de otras grandes empresas, como Google o Amazon, que mantienen en secreto la arquitectura de sus servidores y centros de datos, coloca el diferencial competitivo en otro terreno”. Para González Barahona, la estrategia de Facebook confirma que el valor añadido se sitúa en la información y no en las máquinas.

Uno de los motivos del retraso en la extensión del concepto de hardware libre es que hace 20 años no bastaba con disponer del diseño, el proceso de fabricación era complejo. Ahora, por ejemplo y en determinados casos, una impresora 3D alivia este segundo trámite. González Barahona comenta que en el terreno de la robótica se verán, próximamente, avances, incluso protagonizados por empresas españolas. Antes se podía tener el diseño, pero se necesitaban las piezas y ello suponía un alto coste. Ahora, esta segunda fase se agiliza.

En principio, cualquiera podrá fabricar una determinada máquina siguiendo unas especificaciones públicas. Con todo, uno de los modelos de negocio será el suministrar la máquina llave en mano porque solo unos pocos se adentrarán en el proceso final de su construcción.

Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, ha defendido su apuesta afirmando que los fabricantes no ponían a disposición de sus clientes las soluciones que estos necesitaban. La red social, con un tráfico de más de 30.000 millones de contenidos de todo tipo en un mes, necesita un potente y seguro centro de datos.

La iniciativa de Facebook, con todo, no se ha librado de críticas por otros aspectos. A pesar de que el proyecto puede ahorrar una cantidad de energía comparable a la que necesitan 100.000 hogares, Greenpeace mantiene un reproche a la compañía: contrata el suministro de la misma a empresas eléctricas con una gran dependencia del carbón como materia prima y no acude a fuentes renovables.

fuente:http://www.elpais.com/articulo/Pantallas/Facebook/da/nuevo/empuje/concepto/hardware/libre/elpepirtv/20110412elpepirtv_3/Tes

In English

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s